fbpx Cómo viajar a Laponia con niños en Navidad y no endeudarse | Viajándonos El Mundo

Cómo viajar a Laponia con niños en Navidad y no endeudarse

Finlandia es un país costoso para viajar. Pero desde hace unos años, cada vez son más las familias que organizan una escapada a este país europeo con la clara meta de ver al hombre más buscado de la Navidad: Papá Noel. Un recorrido que suele hacerse en diciembre y que, por obvias razones, necesita de planificación para encontrar buenos precios, alojamientos ideales y no terminar con una deuda para iniciar el otro año.

Desde que en los 80’s la capital lapona, Rovaniemi, se convirtió en el país oficial del “verdadero” Papá Noel para los viajeros, son demasiadas las agencias turísticas que han tenido este destino en su lista top de lujo por su elevado coste económico –es difícil encontrar nada por debajo de los 2.000 euros por persona (casi 9 millones de pesos colombianos)–. Sin embargo, desde hace un par de años los viajes autóctonos se han disparado y cada vez son más las familias que se atreven a organizar esta travesía decembrina por su cuenta y a la medida.

Un precio razonable para los vuelos sería entre 300 y 400 euros desde Barcelona o Madrid a Rovaniemi.

Si hablamos de cifras, la Laponia finlandesa registró en 2018 casi tres millones de pernoctaciones concentradas en apenas unos meses de invierno, lo que demostró, desde ese entonces, el atractivo que tiene, sobre todo para europeos y asiáticos.  

Gracias a esta acogida de viajeros, que aumenta cada año, se han ido abriendo nuevos puntos de interés turístico que van más allá de la capital y que, además, son mucho más asequibles.

El primer paso para garantizar un viaje sin invertir todos los ahorros recae en los vuelos. A finales de enero y principios de febrero, la mayoría de compañías aéreas en el mundo ya ha programado sus destinos para todo el año, por lo que nos encontramos ante unos de los momentos del año en que los vuelos son más económicos. Un precio razonable para que no se nos dispare después el presupuesto, sería entre 300 y 400 euros por persona ida y vuelta partiendo de ciudades como Barcelona o Madrid.

Transporte en Laponia, Finlandia - Viajándonos El Mundo

¿Cómo llegar a Laponia: avión o tren?

Si hablamos de aerolíneas, Finnair y Norwergian son las dos principales que hacen el trayecto desde Madrid y Barcelona, haciendo escala en Helsinki. De hecho, son las dos únicas que operan entre Helsinki y Rovaniemi, y es precisamente este el trayecto más costoso.

Existe la opción de volar sólo hasta Helsinki. Para este caso, el abanico de aerolíneas es más amplio y por tanto con muchas más ofertas. Ya estando en la capital finlandesa, se podrían cubrir los más de 800 kilómetros que separan a ambas ciudades en el Santa Claus Express: el tren nocturno que, por poco más de 100 euros, permite cubrir el trayecto durmiendo en un coche cama.

Sin embargo, acá hay dos “contras”: comprar estos billetes solo es posible a finales del mes de abril, por lo que hay que estar pendientes. Y, aunque es una aventura diferente a la del avión, pues nos permitirá ver buena parte del país con unas vistas únicas, tiene una duración de 12 horas lo que acotaría el tiempo de disfrute y un viaje tedioso para quienes viajen con niños pequeños.

Alojamiento, movilización y Papa Noel

Una vez en la Laponia, hay que plantearse el alojamiento y acá existen dos opciones: turismo urbano o turismo rural. En el primer caso, la oferta es mayor y más costosa, pero nos exime de alquilar un vehículo para trasladarnos, por ejemplo, al pueblo de Papá Noel, el Santa Claus Village, situado a apenas 8 kilómetros de la ciudad. En cambio, si te hospedas en la ciudad, nos podremos movilizar en el transporte público que funciona de forma excelente, con unos costos aproximados de 3,50 euros por adulto y 1,80€ los niños en el Santa’s Expres.

Conducir por estos parajes es de lo más seguro. Todos los coches están debidamente equipados para ello

En esta zona del mundo existen 3 maneras de visitar a Papá Noel en Rovaniemi: en el primero de los casos requiere alquilar un vehículo. No tenga miedo de ir en vehículo en esta región de Finlandia: conducir por las carreteras del país es muy seguro y los vehículos están totalmente equipados, por lo que no hay que tener ningún temor. En este caso, el tiempo jugará nuestro favor: alquilar con antelación nos supone un importante ahorro y un carro de gama media se puede llegar a reservar por unos 160-170 euros al día.

La opción de alquilar una casa a las afueras de Rovaniemi aporta al viaje una dimensión un poco más mágica, pues permite adentrarse en unos paisajes idílicos y mantener un contacto local mucho más gratificante.

La mayoría de estas casas rurales se unen con sus vecinos en pequeñas comunidades de agentes turísticos y ofrecen actividades alejados de lo comercial: paseos en trineo con renos, pesca en helados lagos, excursiones en raquetas a parajes únicos, salidas en motos de nieve, jacuzis en medio de la nieve, propuestas gastronómicas para los amantes a los nuevos sabores… Incluso muchas de estas casas disponen de ropa térmica adecuada por precios muy módicos (entre 10 y 15 euros al día) y aligerar así un poco nuestros equipajes.

Auroras boreales en Finlandia - Viajándonos El Mundo

Museos y auroras boreales, planes decembrinos

Sin embargo, si el alojamiento es fuera de Rovaniemi, una parada obligada está en dedicar una tarde o toda una mañana al museo Artikum (9€ adultos y 5€; los menores de 7 años entran gratis). Sus salas están pensadas para que los más pequeños puedan aprender sobre la vida e historia de estas gélidas tierras, así como los problemas que el cambio climático le acarrea a esta zona del globo terráqueo.

Además, alejarse de la ciudad y su inevitable iluminación (en diciembre apenas hay dos horas de luz diurna) también incrementa las posibilidades de cruzar los dedos y toparse con las famosas auroras boreales.

Es sin duda el epílogo a un viaje único que, si conviene, no es necesario dejarlo al azar, pues existen empresas que ofrecen vuelos domésticos en avionetas que garantizan por 400 euros por persona una caza de auroras asegurada, una actividad de poco más de una hora que, como capricho, se sale del presupuesto.

Sin embargo, recapitulando, y ahorrando, un presupuesto fijado en unos 200 euros al día por persona, nos daría un resultado de 1.000 euros por un viaje único de cinco días y cuatro noches. Es decir, nos ahorramos la mitad de lo que piden las agencias de viajes. Nada mal, ¿eh?

Video Url
¿Quieres saber cuales son las mejores 7 actividades o excursiones que realizarás si viajas a Laponia? Te recomendamos este video de nuestros amigos de Guías Viajar.

Comments