fbpx Cómo llegar a la Riviera Albanesa, qué planes hacer, dónde dormir y qué comer | Viajándonos El Mundo

Cómo llegar a la Riviera Albanesa, qué planes hacer, dónde dormir y qué comer

La Riviera Albanesa (o conocida como Riviera shqiptare en albanés) es quizá la franja de costa menos conocida del Mediterráneo Europeo pero es, sin embargo, una de las zonas turísticas que cobra más notoriedad y deseos por conocerla cada año.

Si hablamos un poco de geografía viajera, Albania está bañada por dos mares: el Adriático y el Jónico. Ambos tienen playas interesantes, pero la fama de la Riviera Albanesa, cuya costa está en aguas del Mar Jónico, es un paraíso y hoy te vamos a contar cómo llegar a la Riviera Albanesa y otros tips para tu próximo viaje.

¿Cómo llegar a la Riviera Albanesa?

La puerta de entrada más usual a la Riviera Albanesa es el aeropuerto Madre Teresa de Tirana (la santa de Calcuta, que era albanesa). Y acá comenzamos nuestros primeros consejos: aunque algunas compañías aéreas que operan charters pueden aterrizar en Vlora, al sur del país, conocida como la puerta de la llamada Riviera Albanesa, otros lo hacen en diferentes puntos del país. Este primero se destaca por ser una zona mucho menos concurrida que su vecina Grecia, por lo que en verano es una opción apetecida por aquellos viajeros que buscan destinos nuevos y poco conocidos.

Ahora, si eres de los que llega a la capital, te aconsejamos que dediques algún tiempo a esta ciudad trepidante que, por días e incluso por horas, cambia su perfil, sumando nuevos destinos arquitectónicos de cristal y un diseño vanguardista a las construcciones que levantó el fascismo italiano (el cual llegó a incorporar Albania al propio reino de Italia). Pero ya hablamos de geografía e historia en Albania. Mejor hablemos de los vuelos a la Riviera Albanesa.

Vuelos a la Riviera Albanesa

Para comenzar este aparte del artículo, debemos comenzar diciendo que no hay vuelos sin escalas entre España y Albania. El aeropuerto de Tirana en Albania es el único que opera vuelos de pasajeros y desgraciadamente no tiene, en la actualidad, conexión directa con el país ibérico.

Sin embargo, desde Italia hay un gran número de vuelos directos baratos, desde aeropuertos como el de Bolonia, Milán, Pisa, Venecia, Verona, Roma, Bari, Rímini, Ancona, Florencia, Génova, Perugia o Turín.

Ahora, si quieres encontrar vuelos a la Riviera Albanesa, también lo puedes hacer desde otros destinos como Grecia, Turquía o Alemania con Turkish Airlines, Lufthansa, Aegean Airlines o Alitalia.

Por ello, lo más sencillo será encontrar un vuelo desde Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Bilbao, Málaga, las islas Canarias o Baleares a Italia y desde allí hacer escala hasta Albania para llegar a la anhelada Riviera Albanesa.

Otras opciones son volar a países limítrofes y desde allí pasar a Albania. Por ejemplo, hemos leído que desde el aeropuerto de Podgorica en Montenegro no está nada lejos de la frontera norte de Albania y hay transfers para llegar hasta Tirana. Ahora, si lo tuyo es la aventura, puedes volar a la isla de Corfú y desde allí tomar el ferry hasta Sarande. Finalmente, si volaste a Skopje en la República de Macedonia, podrás visitarlo y posteriormente cruzar hacia Albania por la frontera junto al lago Ohrid, sobre el que ambos países tienen una porción. ¡Menudo viaje!

¿Qué ver en la Riviera Albanesa?

La respuesta es corta: en la Riviera Albanesa verás costa azul y más costa azul. Por ejemplo, en dirección a la costa, enseguida llegarás a la ciudad de Durres, que conserva algunos restos romanos, como el circo, y varios kilómetros de playas con arena negra que alberga una serie de resorts en los cuales podrás alojarte en la Riviera Albanesa con todo incluido.

Pero como estamos buscando lo que todos hablas, te adentrarás al sur para que el mar Adriático adopte tintes mediterráneos. Será obligado hacer un alto en Apollonia, urbe de la antigüedad clásica declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad y es que sus vestigios son varios, los cuales van desde templos, odeón, teatro, hipódromo hasta un mágico museo de sitio que guarda los hallazgos obtenidos a lo largo de años de las excavaciones en la zona.

Más adelante, a hora y media en coche de esta ciudad, queda Vlora, que es todo un espectáculo al mundo. Por la importancia estratégica que tuvo en el pasado y porque ahora se ha convertido en un emporio turístico y trampolín obligado hacia las playas del sur, la ciudad respira un ambiente vacacional, ante todo en los meses de verano.

Aunque no carece de monumentos y museos, lo que más visitan los turistas cuando viajan a este rincón albanes es su extenso paseo marítimo, el cual bordea una bahía cerrada que está a merced de una península y de algunas islas que la convierten en una bolsa marina. Junto a Vlora se encuentran las ruinas de la antigua ciudad de Orikum, protegidas por cierto por decenas de búnkeres de cemento abandonados.

Riviera Albanesa - Viajándonos El Mundo

¿A qué playas ir cuando viaje a la Riviera Albanesa?

Continuando hacia el sur y buscando la Riviera Albanesa, llegarás al llamado «balcón de Llogara», un hermoso mirador sobre un impactante acantilado desde el cual podrás divisar buena parte de las playas del sur. Llogara es, además, un parque natural de espesa vegetación que muchas familias albanesas han transformado en el lugar idóneo para pasar sus vacaciones en complejos sumidos en pleno bosque.

La capital de toda esa costa vacacional en Albania es la ciudad de Saranda, la cual se encuentra unida a Corfú por medio de ferries. Este destino europeo no solo dispone de una amplia oferta hotelera para todos los bolsillos, sino que con el paso de los días se ha transformado en los destinos favoritos de parejas en luna de miel. Y no es para menos: cuenta con playas urbanas chicas pero muy apetecibles, como Central o Liman. Si vas hacia el norte, encontrarás otras más como Bunec, Kakome o Krokey, despejadas y con aguas cristalinas.

Ahora, como somos unos exploradores, te contamos que, a muy poca distancia, un poco más hacia el sur, encontrarás Butrint y las ruinas de la antigua Buthrotos, una especie de Troya albanesa amparada por la Unesco en su lista de Patrimonio. Un lujo que no puedes perderte si ya estás por esas tierras.

Y hablando de patrimonios universales, Albania también cuenta con la ciudad de Gjirokastra, a una hora hacia el interior, con callejas otomanas empedradas y tejados de lajas de piedra, cuna de dos paisanos muy distintos: el dictador Hoxha (que consintió y protegió a su patria chica) y el escritor albano más célebre, Ismail Kandaré, que en 2009 recibió el premio Príncipe de Asturias de las Letras. Un vaivén de personalidades en el mismo destino.

¿Dónde hospedarse en la Riviera Albanesa?

Si buscas alojamientos en la Riviera Albanesa, te contamos que encontrarás magníficas opciones en Vlora, como el Paradise Beach Hotel o en el hotel Liro, frente al mar. Con todas las comodidades y buena relación calidad-precio, el Regina. En Saranda, en el moderno cuatro estrellas Irini y para familias, el hotel Bahamas.

¿Dónde comer en la Riviera Albanesa? 

La mejor elección en Vlora para degustar pescados y mariscos frente al mar es el restaurante Joni Vlora. Tradicional, mediterránea y marinera, la Taverna Te Lilo.

En Saranda, comida sencilla con productos frescos en Haxhi y variedad de pescados, en La Petite.

Comments