fbpx Este es el significado del nombre de los 32 departamentos de Colombia | Viajándonos El Mundo

Este es el significado del nombre de los 32 departamentos de Colombia

Amamos viajar y una nuestras pasiones es hacerlo por Colombia es por eso que queremos compartirles estos datos curiosos sobre los nombres de los departamentos de nuestro país.

Para que conozcan un poco sobre la etimología de los nombres, en su desembarco en Colombia,  elMejorTrato.com.co ha elaborado un mapa para que conozcamos de manera entretenida un poco de nuestra historia.

Amazonas: el nombre amazonas viene de una combinación de palabras de los nativos que significan “rompe canoas” o “rompedor de embarcaciones” debido al bravo comportamiento del río en algunas zonas. Las palabras de los aborígenes sonaban muy parecido a amazona, por lo que los españoles decidieron llamarlo así en referencia al mito griego de las guerreras amazonas.

Antioquia: el origen del nombre de Antioquia es verdaderamente incierto. Se extendió de manera errónea que la palabra tenía su origen en una lengua indígena de la región y que significaba “montaña de oro”, pero más tarde se comprobó que no había relación con las lenguas que se hablaban en ese entonces y la palabra en cuestión. Quizás la versión más correcta sea la que señala que su fundador, el español Jorge Robledo, le puso ese nombre en referencia a una ciudad situada en la región del Mediterráneo de Turquía, esta es la ciudad de Antioquía, fundada por un general de Alejando Magno llamado Seleuco, en honor a su padre Antíoco. Por lo tanto, podría decirse que Antioquia es sinónimo de “tierra de Antíoco” siendo Antíoco un nombre propio. Se cree que la razón por la que se tomó esta ciudad asiática como referencia, es que esta fue cuna del cristianismo en los primeros años y los colonos españoles eran de principios religiosos muy arraigados.

Arauca: es muy probable que el termino Arauca derive del nombre de una de las etnias indígenas que habitaban estas regiones, los Arawak o Arahuacos, por lo tanto, puede decirse que Arauca es “tierra de los Arawak”.

Atlántico: toma su nombre del océano Atlántico. A su vez, el nombre Atlántico provendría del titán Atlas que poseía, según los antiguos griegos, las columnas que soportan el cielo. En griego antiguo, tlaô, significa “portar” o “soportar”, de las que formaban parte las míticas Columnas de Hércules. Por lo tanto, significa “el que sostiene los cielos”.

Bolívar: este departamento es nombrado así en homenaje al libertador Simón Bolívar. Pues bien, Bolívar es un apellido de origen vasco, y viene de la combinación de palabras del euskera bolu-ibar que significan “molino de la ribera”.

Boyacá: este nombre proviene del vocablo muisca “Boiaca”, que significa “cercado del cacique” en referencia a la​ fortaleza del soberano indígena. ​ Este nombre le fue dado al departamento en 1821 en honor al río Boyacá en cuyas márgenes se realizó la batalla del puente de Boyacá, la cual sello la independencia de Colombia.

Caldas: el departamento recibió su nombre en honor al científico y prócer colombiano Francisco José de Caldas. Caldas es un apellido de origen español, y la palabra caldas tiene origen del latín y significa “aguas calientes”.

Caquetá: no se conoce su etimología, aunque se puede afirmar que debe su nombre al rio homónimo y el origen de la palabra aparentemente es propio de las culturas prehispánicas.

Casanare: una palabra que proviene del vocablo sáliva “casanari” que significa “río de aguas negras”.

Cauca: toma el nombre del rio Cauca, pero el origen de la palabra cauca es realmente desconocido. Según Fray Pedro Simón en sus “Notas Historiales” da claridad sobre el actual nombre, al afirmar que su origen se debe a un cacique de la región llamado Cauca. Pero también hay que tener en cuenta que en España hay un asentamiento romano llamado Cauca, (actual Coca) en la provincia de Segovia y puede ser que de este lugar se haya tomado el nombre. Dado este dato del asentamiento romano, tal vez estos hayan tomado a su vez el nombre de las montañas del Cáucaso y en este caso el nombre proviene del griego Káukasos, legendario pastor escita asesinado por Crono y que dio nombre a las montañas. En la mitología griega el Káukasos era uno de los pilares que sostienen al mundo, por lo tanto, posiblemente Cauca literalmente signifique “pilar que sostiene al mundo”.

Cesar: este departamento debe su nombre al río Cesar, que proviene de la lengua chimila “zesari” que significa “agua fría”.

Chocó: los españoles denominaron Chocoes a varios grupos de aborígenes de la zona, que principalmente estaban conformados por las etnias Emberá y Waunana. Pero el origen del nombre es desconocido.

Córdoba: fue nombrado así en homenaje al militar colombiano que participó de manera decisiva en la independencia de Colombia y Perú, José María Córdova Muñoz. El apellido Córdoba a su vez viene de la ciudad de Córdoba, en Andalucía, España. Al parecer, la ciudad fue fundada por los romanos como “Corduba”. Dado que la primera aparición de Córdoba en textos antiguos hace referencia al establecimiento de un puesto comercial fenicio en las inmediaciones de la ciudad, se ha dado un posible origen semítico al topónimo. De este modo ‘Qorteba’ vendría a significar “molino de aceite”, para algunos autores. Para otros significaría “ciudad buena” a partir de Qart-tuba.

Cundinamarca: posiblemente el nombre provenga de una deformación del quechua, u otra lengua precolombina, (“Kuntur marqa” = “Nido del cóndor”). Los conquistadores españoles al llegar a estas tierras y escuchar las dos palabras, lo interpretaron como Cundirumarca, Cuntinamarca y finalmente Cundinamarca que, en castellano, vendría a significar comarca o provincia del cóndor.

Guainía: en lengua de los nativos prehispánicos significa “tierra de muchas aguas” en referencia a la cantidad de ríos que rodean a la región.

Guaviare: El departamento e Guaviare debe su nombre al río Guaviare. Este río a su vez se forma por la confluencia de los ríos Guayabero y el Ariari, por lo tanto, no es muy difícil ver que la palabra Guaviare es una combinación de los nombres de los ríos Guayabero y Ariari. Por otro lado, Guayabero viene del taíno “guayaba” (fruto) y Ariari en lengua guayupe, significa “oro” por lo tanto, Guaviare sería “guayaba [de] oro”.

Huila: el antropólogo Gerardo Reichel Dolmatoff asegura que la palabra en lengua indígena significa “anaranjado”, expresión que utilizaban los aborígenes para adorar al sol. Aunque como en la mayoría de los casos hay varias versiones para el origen de una palabra. Otra versión sugiere que podría significar “montaña luminosa”.

La Guajira: esta palabra procede del arahuaco antillano y significaba “señor”.

Magdalena: el nombre de este célebre departamento donde nació el premio nobel de literatura Gabriel García Márquez, viene del hebreo. Al norte del mar de Galilea hay una región que se llama Magdala (lugar donde nació María Magdalena). Esa región se llamaba Migdal (que significa “torre” en hebreo). Los gentilicios en hebreo terminan con la letra “i”, por lo tanto, un nacido en Migdal era migdalí, luego este gentilicio fue mutando a lo que es Magdalena actualmente. Por lo tanto, Magdalena significa “de la torre”.

Meta: este departamento toma su nombre del río Meta. El español Diego de Ordaz descubrió el Meta hacia 1531, a finales de 1539 el capitán Alfonso de Heredia se internó en los Llanos Orientales al mando de una expedición que llegó a las bocas de un inmenso río que llamó Meta. Tomando el origen del latín y no del griego, la palabra meta indica el límite espacial de algo. Por lo tanto, Meta significa literalmente “límite”.

Nariño: recibe su nombre del prócer de la independencia y presidente Antonio Nariño.

Norte de Santander: recibe su nombre en honor al héroe de la independencia Francisco de Paula Santander.

Putumayo:  como en la mayoría de los casos, recibe el nombre de un río, el Putumayo. En quechua, putu mayu, de “putu”: vasija de fruto de árboles y “mayu”: río; por lo tanto, significaría “río que nace donde crecen las plantas cuyos frutos son usados como vasijas”.

Quindío: etimología incierta. De posible origen quechua o de la cultura Quimbaya.

Risaralda: Debe su nombre al río Risaralda. A su vez el nombre del río viene un español de nombre Jerónimo de Rizaralde, que montó en la parte media del río una vasta estancia de caña donde producía melaza y panela. Poco a poco, los vecinos empezaron a identificar esa parte del río con el nombre de Rizaralde, así, los habitantes de la zona hablaron del río de Rizaralde y al fin la palabra Rizaralde se convirtió en Risaralda.

San Andrés, Providencia y Santa Catalina: no hay mucho por esclarecer en este caso. San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Santander: recibe su nombre en honor al prócer de la independencia de la Nueva Granada Francisco de Paula Santander.

Sucre: recibe su nombre en honor al mariscal venezolano Antonio José de Sucre, héroe de la independencia nacional.

Tolima: existen diferentes versiones sobre el origen del nombre, pero es muy probable que el nombre de Tolima provenga del término panche “tolima", “tulima” o “dulima” que significa “río de nieve” o nube.

Valle del Cauca: también toma su nombre del río cauca del cual ya se debatió su origen.

Vaupés: se desconoce el origen de la palabra.

Vichada: la palabra Vichada proviene de la voz guahiba “witzara” que significa “donde la sabana se convierte en selva”, para aludir al ecosistema de sabana natural que, a medida que avanza hacia el sur, cambia paulatinamente a selva de transición y a selva amazónica.

En la mayoría de los casos existe más de una versión del posible origen y significado de los nombres, y quizás nunca sepamos el significado original, pero lo más importante es mantener presente que los antiguos habitantes nos han dejado un mensaje escondido en los nombres, que nos recuerda nuestra historia y nuestra cultura.

Comments